Los Tres Principios

Mente + Consciencia + Pensamiento

 

A principios de los 70, Sydney Banks, un soldador con educación de noveno grado que vivía en Canadá, tuvo una serie de profundas experiencias espirituales. En estos momentos esclarecedores, se le revelaron tres principios fundamentales que nos permiten a todos los seres humanos experimentar la vida.

Los tres principios de Mente, Consciencia y Pensamiento son lo que usamos todo el tiempo, sin excepción, para percibir la realidad. Los tres principios son los cimientos psicológicos que potencian nuestra facultad mental - son nuestra linea de vida a la existencia.

Comprender la interacción de los Tres Principios y su naturaleza nos permite ver la creación, acceder nuestra sabiduría interior y ser guiados a través de la vida. 


¿Qué son Los Tres Principios?

 

Los Tres Principios son espirituales, no materiales, y por naturaleza están más allá de las palabras. Pero como lo que utilizamos para comunicarnos son palabras, permíteme que intente describir lo indescriptible; sabiendo que las palabras son sólo indicaciones que apuntan a su esencia.

 

Mente Universal

La inteligencia detrás de la vida, el espíritu, la luz o simplemente: la energía que crea, crece, reproduce todo y luego se transforma en nada. De este vacío en la nada algo emerge, una y otra vez.

El Principio de Mente Universal es lo que podemos llamar Dios, Espíritu, Tao, el Universo, Chi o Fuerza Vital. Es la energía que da poder a nuestro cerebro, nuestro corazón y todos nuestros órganos vitales - la misma energía que hace que las plantas crezcan, el sol brille, la Tierra gire. Es el orden en todas las cosas y en el universo.

La Mente Universal no es sólo lo que usamos, es lo que somos - o tal vez, lo que nos utiliza. Es la esencia. Sin ella nada existiría.

 

Consciencia

El saber que estamos vivos, que existimos, que estamos aquí y ahora es el Principio de la Consciencia. Estar consciente de nuestros pensamientos, nuestro conocimiento básico, el testimonio de la experiencia de estar vivos es posible a través de la consciencia.

En un estado inferior de consciencia nuestra comprensión, capacidad de amar y funcionar psicológicamente en un estado óptimo se nublan. Un nivel superior de consciencia nos da mayor perspectiva y más acceso a nuestra sabiduría interior.

 

Pensamiento

El Pensamiento es una energía elemental, el material que utilizamos para realizar nuestra obra creativa en el mundo. El Principio del Pensamiento colorea cada experiencia y sentimiento que tenemos momento a momento.

Nuestro pensamiento configura nuestra percepción de la realidad. No experimentamos la realidad - experimentamos nuestro pensamiento de la realidad. El malentendido de que lo que experimentamos es lo que el mundo exterior nos proyecta nos pone en una constante persecución para 'arreglar' el mundo y nuestras circunstancias para sentirnos bien.

Comprender que nuestra experiencia de vida se genera 100% desde adentro hacia afuera nos da acceso a una libertad inimaginable. Descubrir nuestra escencia espiritual nos pone al alcance de la paz profunda, la alegría y el bienestar innatos.

El pensamiento es una energía siempre fluida. Su naturaleza es de constante cambio. Esto significa que cuando permitimos que el pensamiento fluya, un nuevo pensamiento - una revelación interior - puede cambiar nuestra vida para siempre.

 

¿Qué consecuencias tiene el conocer los Tres Principios?

 

Hay implicaciones muy importantes de conocer los Tres Principios y entender su interacción en nuestra experiencia de vida:

  1. Siempre estamos sintiendo ÚNICAMENTE nuestro pensamiento en el momento
  2. Lo que sea que estemos pensando cambiará, si lo dejamos
  3. Cuando nuestra mente se asienta, tenemos acceso a pensamiento fresco y sabiduría

Creemos que lo que experimentamos es la realidad, pero realmente estamos experimentando nuestra interpretación (nuestra versión personal) de la realidad a través del Pensamiento. Entender este hecho nos ayuda a navegar el mundo de manera más consciente, sabiendo que no tenemos que hacer que el mundo exterior se ajuste a nuestras expectativas para estar bien.

Siempre estamos sintiendo lo que estamos pensando sobre cualquier situación o circunstancia. Y la buena noticia es que nuestro pensamiento cambia, y con él nuestra experiencia de vida.

Cuando nuestro pensamiento se asienta - lo cuál siempre ocurre cuando dejamos que suceda - tenemos espacio para el pensamiento fresco, nuevas formas de ver algo, ideas creativas, sabemos qué hacer a continuación, y lo complejo se vuelve simple. ¡Con esto nuestras posibilidades se expanden!

 
 
La Mente, la Consciencia y el Pensamiento son los tres principios que nos permiten reconocer y responder a la existencia.
Son los bloques de construcción básicos, y es a través de estos tres componentes que se desarrollan todos los misterios psicológicos.
— Sydney Banks, Descubridor de los Tres Principios
 
 
Tao es la totalidad original indefinible.
Las ideas crean la apariencia de cosas separadas. Siempre oculto, es la esencia misteriosa. Siempre manifiesto, son las apariencias externas. La esencia y la apariencia son las mismas. Sólo las ideas las hacen parecer separadas.
¿Mistificado? El Tao es misterio. Esta es la puerta a la comprensión.
— Tim Freke. Tao Te Ching de Lao Tzu
 
Puedo decir que soy un humano, soy hombre, soy un médico, soy un autor, soy un chamán, soy energía, espíritu, luz, lo que sea, pero todas estas son sólo palabras. La verdad es que realmente no sé lo que soy, pero estoy aquí ahora. Y es lo mismo con todos ustedes.
— Don Miguel Ruiz Jr. Don Miguel Ruiz's Little Book of Wisdom: The Essential Teachings
 
Cuando nuestros pensamientos parecen reales, vivimos en un mundo de sufrimiento. Cuando parecen subjetivos, vivimos en un mundo de elección. Cuando parecen arbitrarios, vivimos en un mundo de posibilidades. Y cuando los vemos como ilusorios, despertamos dentro de un mundo de sueños.
— Michael Neill. The Inside-Out Revolution: The Only Thing You Need to Know to Change Your Life Forever
 
 

Lee mi relato sobre cómo llegué a conocer estos Tres Principios y el impacto que han tenido en mi entendimiento: Mi encuentro con los Tres Principios.